Responsabilidad Ambiental

Responsabilidad Ambiental

La política de gestión ambiental de Embaré se guía por la búsqueda continua de alternativas que disminuyan los impactos de fabricación de productos lácteos para el medio ambiente y que contribuyan para la mejora de la calidad de vida de la sociedad.

Reciclaje de residuos industriales

El programa de reciclaje de residuos industriales tiene como objetivo ofrecer una adecuada eliminación de residuos y reducir al mínimo el impacto ambiental. Técnicamente consiste en la reutilización, el reciclaje o el vertido de residuos generados por la empresa. Tal conducta demuestra un compromiso con la responsabilidad ambiental y el sistema de gestión NBR ISO 14001.

Colecta Seletiva

Embaré invirtió en la estructura física del Centro de Residuos, en beneficio de la colecta selectiva, almacenamiento y eliminación de residuos. Más del 90% de los residuos sólidos se recicla, y más de 400 toneladas de material reciclable se dona a la Ascalp – Asociación para Recolectores de Lagoa da Prata. Lo residuo no reciclable restante se envía a empresas especializadas en el tratamiento de residuos. Por lo tanto, la empresa garantiza la eliminación adecuada de todos los residuos producidos.

Estación de Tratamiento de Efluentes Industriales

1-1-565x363

La ETEI fue construida en 1997 y tuvo ampliada su capacidad en 2008. En 2016 la estación recibió mejoras significativas en la tecnología de procesos de tratamiento, con el fin de mejorar la eficiencia del sistema, mejorar la calidad de agua liberada en el cuerpo receptor y producir bio-fertilizantes a partir de residuos sólidos. Los efluentes son sometidos a tratamiento físico y biológico en lagunas anaeróbicas y lagunas de estabilización. Ya tratada y analizada en el laboratorio único, el agua es liberado en la Laguna Verde, antes de su integración en el río San Francisco.

Generación de energía eléctrica a través del Mecanismo de Desarrollo Limpio – MDL

En el proyecto de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), desarrollado por Embaré, parte del biogás, compuesto principalmente de metano, gerado en la estación de tratamiento de Efluentes Industriales (ETEI), es conducido a un gerador y a partir de su combustión es transformado en energía eléctrica, para un mantenimiento de toda la ETEI.

La otra parte, retorna a la fabrica y es utilizada como combustible para la generación de vapor en caldeira. La queima del biogás proporciona una reducción de 600 toneladas de biomasa mensual, contribuyendo para una reducción del efecto invernadero y engajando en la política de uso de fuentes renovables de energía.

El sistema es considerado como una de las mejores alternativas para evitar el calentamiento global.

Caldera de Biomasa

A Embaré tiene, desde 2014, una caldera de biomasa en su fábrica, que ocupa un área de 1.615m² y una capacidad de producción de vapor superior a la capacidad de las tres calderas anteriores.

Los gases procedentes de la combustión de biomasa son libres de sustancias compuestas de metales pesados. Además, la caldera dispone de recursos de seguridad aún más avanzados que son controlados electrónicamente, con amortiguadores de ruido, aislamiento térmico y acústico, impidiendo que el calor y el ruido que interfieran con los ambientes interno y externo de la fábrica.

Emisiones a la atmósfera

Embaré realiza controles periódicos de las emisiones gaseosas de las chimeneas de las calderas, asegurando los niveles de azufre, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno muy por debajo de los límites exigidos por la legislación brasileña.

Recuperación de agua

Embaré desarrolló un sistema para la recuperación de agua evaporada en el proceso de concentración y secado de la leche. El sistema está equipado con medidores de conductividad y válvulas automáticas que dirigen el agua para procesos que requieren baja dureza del agua. Este sistema proporciona la reducción de la absorción de agua en los pozos artesianos y disminuye el uso de productos químicos para el tratamiento del agua, reduciendo el impacto sobre el medio ambiente.

Otro compromiso de Embaré es el uso racional de los recursos hídricos. En la producción de leche, la empresa consume apenas 1,4 litros de agua por litro de leche procesada, mientras que la media nacional es de 3 a 4 litros de agua. Para alcanzar este porcentaje, fueron adoptadas varias medidas en los últimos años, como la instalación de medidor de nivel en la bahía de recepción de la leche y la reutilización del agua condensada para la generación de vapor en la caldera.

Recuperación de agua condensada del vapor

Proyecto para la recuperación de 80% de agua condensada de los puntos de consumo de vapor. El agua recuperada se utiliza en las calderas a una temperatura de 80°C, disminuyendo el consumo de combustible y reduciendo el consumo de agua potable.

Alternativa a una economía más limpia

Embaré realiza una rigurosa selección de los proveedores de los envases. Todos los proveedores de envases de papel tienen la certificación FSC y se someten a auditorías anuales realizadas por el área de Sistema Integrado de Gestión.

Además, los envases de cartón Camponesa también tienen tanto la tapa como el plástico que conforman las capas protectoras de embalaje procedentes de la caña de azúcar. El llamado polietileno “plástico verde” producido a partir de etanol, es una fuente de materia prima renovable. Aunque no es biodegradable, el material es más beneficioso para el medio ambiente que los plásticos convencionales derivados del petróleo, ya que reduce la emisión de gases de efecto invernadero, que causan el calentamiento global.